Cómo freir consiguiendo los mejores resultados

Cómo freir consiguiendo los mejores resultados

Conseguir una buena fritura no es tarea sencilla, se requiere unos conocimientos básicos. El uso del aceite de oliva en su realización es incuestionable, su duración de uso y la naturaleza de los alimentos que se vayan a freír son condiciones “sine quanon”. Aunque depende del alimento que se fría, el aceite sólo debe utilizarse un máximo de cinco veces, debe filtrarse inmediatamente después de utilizarlo para deshacernos de los restos de los alimentos que  pueden acelerar su degradación. Se debe calentar a fuego moderado y no a fuego vivo, pero debe estar suficientemente caliente a la hora de freír, de lo contrario los alimentos se empaparían de aceite de cocción. La temperatura adecuada para freír verduras,  oscila entre 160º y 165º. Para el resto de las frituras lo ideal es cocinarlas entre 175º y 180º. Logrando controlar su calor el aceite de oliva no sufrirá ningún cambio sustancial en su estructura y conservará  mejor, que otros aceites, sus propiedades dietéticas. Otra ventaja de este tipo de aceite como grasa de fritura es la formación de una corteza en la superficie del alimento que impide cualquier penetración de aceite en su interior. Para reconocer la temperatura adecuada se debe sumergir un trocito de pan, si sube lentamente a la superficie su estado es el idóneo, pero si se queda en el fondo aún necesitará más calor.

No sé debe mezclar el aceite de oliva con otros aceites o grasas, procurar que bañe generosamente las piezas dejándolas totalmente sumergidas. Economizar aceite y freír con poca cantidad es peor, porque la fritura se ablanda y carboniza, además al haber poco aceite se quema fácilmente y no se puede reutilizar. En contra de lo que se cree, el aceite de oliva no es más caro, mediante un correcto tratamiento puede ser empleado en varias ocasiones, sin embargo otro tipo de aceite sólo pueden ser utilizados una única vez.

Dispensándole  un trato amable, se le podrá controlar los humos . Por las buenas sólo dará satisfacciones al resultado final de los platos, y de la fritura en este caso, sin embargo si recibe malos tratos saldrán “escaldados”. Todo un carácter acompaña a nuestra cultura culinaria.